FORTALECIMIENTO DE DIÁLOGO ENTRE EMPRESARIOS Y TRABAJADORES PROPICIA PAZ LABORAL: ROBERTO CAMPA

Ciudad de México a 17 de abril de 2018

El Secretario del Trabajo y Previsión Social asistió a la sesión del Consejo Mixto Nacional de Modernización de la Industria Azucarera; reconoció que existe un alto nivel de comunicación y corresponsabilidad entre trabajadores y empleadores de este sector  

Roberto Campa Cifrián, Secretario del Trabajo y Previsión Social, señaló que a través del diálogo se ha avanzado en la construcción de la paz laboral en el sector agroindustrial y reconoció que existe una nueva cultura laboral que prioriza a los trabajadores.

“En esta Secretaría es prioridad resolver conflictos por la vía del diálogo, por la vía de la conciliación. Esto no significa, y no se pretenderá nunca, que los representantes de los trabajadores renuncien a su compromiso, su compromiso principal tiene que ver con los trabajadores”, indicó el Titular de la STPS.

El encargado de la política laboral en el país aseguró que el bienestar de la industria refleja el compromiso que tienen ingenios y sindicatos para seguir alcanzando acuerdos en un marco de diálogo y entendimiento.

“Yo sé que esta es una industria que tiene muchos años de una buena comunicación, pero podemos decir que como nunca antes en la historia de nuestro país hemos vivido condiciones de armonía y de paz laboral”, señaló Campa Cifrián.  

Durante la sesión ordinaria, José Ángel Ponce García, Secretario General del Sindicato de los Trabajadores de la Industria Azucarera y Similares de la República, aseguró que ha habido avances importantes en la modernización del sector.

En su intervención Carlos Seoane, representante de la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera presentó una agenda de temas pendientes para analizar por los integrantes Consejo.

Cabe señalar que la agroindustria nacional de caña de azúcar genera en el país 489 mil 752 empleos directos y actualmente operan 51 ingenios en 15 estados.

 

REUNIÓN CON INDUSTRIALES Y TRABAJADORES AZUCAREROS Y ALCOHOLEROS

MENSAJE

Roberto Campa Cifrián: Les doy la bienvenida a ambas partes. Al sindicato, un sindicato que se fundó en 1937, un sindicato que pronto estará cerca de cumplir 100 años. Y una Cámara que se fundó apenas cinco años después, en 1942.

Pero además la importancia de ésta industria, además de relevancia histórica, es por el peso que tiene en nuestro país, por la cantidad de personas que están directamente empleadas en ésta industria, casi medio millón, 489 mil 752, según las cifras que me han acercado; 36 mil 819 trabajadores en fábricas, 190 mil 638 abastecedores de caña, 158 mil 991 jornaleros, 71 mil 582 cortadores y 31 mil 772 transportistas.

Prácticamente medio millón de personas empleadas directamente en ésta industria, lo que implica por lo menos, 2.5 millones de mexicanos que dependen de ésta industria. Esa es la importancia que tiene esta industria para nuestro país.

No se trata de una industria común, corriente. Se trata de una de las industrias más importantes para la economía, para el desarrollo de nuestro país.

Para la Secretaría del Trabajo, que yo me honro en encabezar, es también motivo de satisfacción, de tranquilidad, advertir este ambiente, este nivel de comunicación, este nivel de corresponsabilidad entre quienes forman la industria, que son los trabajadores y quienes representan a los trabajadores, Don José Ángeles, es un privilegio estar con usted en esta mesa y; quienes representan a los empresarios, también Don Carlos, muchas gracias.

Para el gobierno del Presidente Enrique Peña la armonía laboral y la paz laboral ha sido una prioridad. Yo sé que esta es una industria que tiene muchos años de una buena comunicación, pero podemos decir que como nunca antes en la historia de nuestro país hemos vivido condiciones de armonía y de paz laboral.

Ha habido desde el jefe del Gobierno en nuestro país, desde el responsable del Gobierno en nuestro país, la visión y la instrucción de construir una relación laboral, una cultura laboral que se finque en la comunicación y en el diálogo.

Y podemos decir que prácticamente hemos vivido condiciones de paz laboral. Dos años de cero huelgas y dos años de una y dos huelgas. Y cuando el Presidente de la República me anunció su decisión de que yo viniera a trabajar me dio una instrucción, solamente una y esa instrucción es fortalecer el diálogo, mantener las condiciones de armonía y de paz laboral.

No se trata de un asunto menor, es un asunto fundamental. Tiene que ver con una visión del país, una visión de lo que queremos hacer con el país.

Creemos y esta es la visión del Gobierno de la República, que se consigue mucho más mediante el diálogo, que se consigue mucho más mediante la corresponsabilidad, que enfrentando a los mexicanos.

Que por la vía de una visión que enfrenta a los mexicanos lo más seguro es que vayamos al fracaso. Y por eso desde el arranque de esta administración el énfasis que nos ha pedido poner el Presidente, cada quien en su responsabilidad, pero particularmente en esta Secretaría es resolver los conflictos por la vía del diálogo, por la vía de la conciliación.

Esto no significa, y no se pretenderá nunca, que los representantes de los trabajadores renuncien a su compromiso, su compromiso principal tiene que ver con los trabajadores, pero tienen también, y me parece que en eso consiste esta nueva cultura laboral, la visión de los trabajadores, pero también del empleo.

Hay que conservar, y hay que ampliar las fuentes de trabajo. Es la única manera como podremos cumplir realmente con nuestra responsabilidad. Y en esta nueva cultura laboral, sabemos también que la visión de los empresarios, es que siendo muy importantes sus inversiones, siendo muy importante su patrimonio físico, sus fábricas, su equipo, los trabajadores son la parte fundamental de las empresas.

Y a partir de esta visión, éste Gobierno en materia laboral, en el avance final de la materia laboral, va a entregar no solamente buenas cuentas, sino podemos decir, muy buenas cuentas.

Se han generado hasta esta fecha en los años de esta administración, cinco años y un par de meses, tres meses, más de 3 millones y medio de empleos; vamos a concluir esta administración con más de 4 millones de nuevos empleos.

Esto y ustedes son tanto trabajadores, sindicato, como empresarios, personas que saben lo que significa hacer que con lo que tenemos se pueda generar más. Esta cifra que yo acabo de comentar, significa medio millón de empleos nuevos más en seis años que los que se generaron en los 12 años anteriores.

Es una cifra realmente importante. De 2000 a 2006 en nuestro país se generaron 1.2 millones de nuevos empleos, con un gran esfuerzo, 1.2 millones de empleos más. De 2006 a 2012, se crearon 2.3 millones de nuevos empleos, eso suma 3.5, que ya se rebasó en esta administración. Y además arrancamos muy bien, enero, 113 mil nuevas posiciones; febrero, 160 mil nuevas posiciones; el mayor incremento, febrero, en la historia de los febreros en nuestro país.

Hace35 años que se mide, y cómo se mide, cuál es el referente de ésta medición, solamente uno, que son las afiliaciones en el Instituto Mexicano del Seguro Social, o sea, cada uno de esos que conforman esa relación, tiene un nombre, tiene un apellido, pero sobre todo, tiene hoy una familia que tiene condiciones de seguridad social, que está ahorrando para el retiro, y eso nos ha permitido reducir la tasa de informalidad en nuestro país que es un tema fundamental.

La informalidad no solamente afecta a las y los, las personas ocupadas, sino afecta también a la productividad. Casi seis de cada diez mexicanos hoy están ocupados en la informalidad, casi seis de cada diez mexicanos, 57 por ciento, y sin embargo, solo producen menos del 25 por ciento del producto nacional. La formalización resulta importante para los trabajadores, pero también para las empresas, porque desde la formalidad se produce mucho más.

Entonces, es un asunto que nos involucra a todos, y en el que seguramente tenemos que seguir haciendo el esfuerzo. Entonces es un privilegio estar aquí con una industria tan importante como ésta.

Y quisiera hacer una propuesta, a ver qué les parece. Este Comité en teoría debe reunirse si no me equivoco cuatro veces al año, la verdad es que se ha reunido relativamente poco. ¿Qué sugiero?, sugiero que podamos tener un siguiente encuentro en algún lugar de trabajo, que podamos en los próximos meses ponernos de acuerdo y echarnos una revisada, ir con ustedes con los empresarios, con los representantes de los trabajadores y apersonarnos en una fuente de trabajo, en un lugar de trabajo y escuchar también a los trabajadores, ver con ustedes lo que se ha hecho, en los temas que aquí se han mencionado, lo que tiene que ver con la modernización de la industria, lo que tiene que ver con los programas de vivienda con los programas de trabajo seguro, con los programas de autogestión en seguridad, con los programas de salud, con los programas de detección de adicciones y estrés laboral.

Veamos todos estos temas que son de la mayor importancia para ustedes, para quien representa a los trabajadores para su sindicato y para los empleadores. Y procuremos si es posible después de este encuentro una última reunión de este Comité antes de la revisión.

Yo estoy seguro de que la revisión será como lo ha sido en los últimos años una revisión de ganar-ganar, una revisión en donde el sindicato consigue mejoras para los trabajadores y también estoy seguro de que vamos a tener compromiso del sindicato para hacer más productivos, para hacer más por las cosas.

Y que este ambiente, este medio que ustedes han creado de comunicación, de confianza se siga fortaleciendo de manera tal que tengamos una industria que cada vez sea más productiva, una industria que les sirva a nuestro país como le ha servido históricamente esta importantísima industria a la economía de nuestro país.

Revisemos si hay condiciones en la agenda Carlos, veamos si hay condiciones para tener un segundo encuentro donde podamos utilizar como reunión de la Comisión en algún lugar de trabajo y veamos las condiciones para que antes de que comience la revisión que seguramente reitero será como siempre una revisión que con base en el dialogo y en la comunicación implique ganancia-beneficio para ambas partes.

Reitero y termino con esto, es un privilegio para un servidor estar con ustedes. Me pongo total y absolutamente a las órdenes, total y absolutamente a las órdenes, nos vemos unos minutos terminando la reunión a partir de lo que me ha pedido José Ángel, el líder y le reitero a ambas partes que cuentan con la Secretaría del Trabajo, no tenemos más que esta responsabilidad en la encomienda que el Presidente nos ha dado y confiamos en poder ser útiles para que siga fortaleciéndose esta extraordinaria relación, muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *