CONSUMO PRIVADO EN MÉXICO ES AFECTADO POR ALTAS TASAS DE INTERÉS: HR RATINGS

Ciudad de México, 9 de marzo de 2018.

A pesar de que la inflación ha comenzado a disminuir en los primeros dos meses del 2018, el consumo privado puede seguir afectado de manera negativa por las tasas de interés que siguen permaneciendo altas hasta el día de hoy.

El indicador total del consumo privado mejoró su dinamismo en diciembre creciendo 1.31% mensual (m/m) frente al débil 0.54% m/m de noviembre. Sin embargo, este indicador continúa con su desaceleración tanto de manera anual como trimestral. Por su parte, el consumo de bienes importados repuntó fuertemente al cierre del 2017, después de estar presentado cierta desaceleración en el segundo semestre; esto como producto del crecimiento sostenido en las importaciones de bienes de consumo no petroleros y del fuerte avance de las importaciones de bienes de consumo petroleros (ver Gráfica 3), ambos reportados en los reportes de comercio exterior.

La debilitada evolución del consumo privado, especialmente la de los bienes y servicios de origen nacional a lo largo del 2017, se debió en gran parte a los altos niveles inflacionarios que perduraron durante ese año y a las elevadas tasas de interés del Banco de México que perjudicaron el crédito al consumo. La desaceleración fue más pronunciada en los bienes de origen nacional mientras que las importaciones de bienes repuntaron fuertemente después de las caídas sufridas durante 2016.

Sin embargo, a pesar de que la inflación ha comenzado a disminuir en los primeros dos meses del 2018, el consumo privado puede seguir afectado de manera negativa por las tasas de interés que siguen permaneciendo altas hasta el día de hoy. Es importante mencionar que para que el consumo se vea mejorado en el futuro, es necesario que exista una reducción en la tasa de interés por parte de Banxico, junto con una disminución de la inflación; de lo contrario, seguirá existiendo una desaceleración y esto impactará de manera negativa al crecimiento económico tanto del primer trimestre del 2018 (1T18) como posiblemente el de todo el año.

Analizando la evolución del indicador del consumo privado con respecto a sus periodos inmediatos anteriores, se observa que en diciembre el consumo mejoró de manera significativa frente a noviembre, creciendo 1.31% m/m (ver tabla). Esto fue consecuencia del fuerte repunte en el consumo de bienes importados, el cual después de caer 0.06% m/m en noviembre, en diciembre avanzó 6.34% m/m, aunado con la relativa mejora de 0.64% m/m de los servicios domésticos (0.56% en noviembre). Sin embargo, el avance de los servicios no fue suficiente para mitigar la desaceleración del consumo de bienes nacionales, lo que provocó que el consumo total de bienes y servicios domésticos se viera reducido en 4 puntos base (pb) de un mes a otro (0.57% en diciembre frente al 0.61% de noviembre).

Frente al trimestre terminado en septiembre, el desempeño del consumo privado fue débil, pues presentó desaceleraciones en todos sus componentes. De manera trimestral anualizada (t/ta), el indicador del consumo privado creció 2.06% en el 4T17 con respecto al 3T17 como consecuencia en parte de la caída del consumo de bienes importados de 2.05% t/ta. Sin embargo, frente al trimestre terminado en noviembre, el 2.06% representa una ligera mejora, lo que se refleja en el rebote visto en la Gráfica 1. El consumo de bienes y servicios domésticos también descendió, creciendo en el trimestre terminado en diciembre 1.89% t/ta como consecuencia de la fuerte desaceleración de los bienes nacionales (de 3.32% en septiembre a 2.27% en diciembre) y de la pérdida de dinamismo de los servicios domésticos (de 2.69% en el 3T17 a 1.75% en el 4T17).

Es relevante mencionar que a pesar de que el consumo de bienes importados estuvo cayendo a partir del 2T17, en el trimestre terminado en noviembre comenzó a recuperarse, dando un gran salto para el cierre del 2017. Esta recuperación puede atribuirse a la depreciación del tipo de cambio en esos meses. En la Gráfica 1 presentamos la evolución en términos de crecimientos anualizados frente a los trimestres inmediatos anteriores.

Viendo ahora el comportamiento del consumo relativo a los mismos periodos del año anterior (Gráfica 2) podemos notar una clara desaceleración en él a partir del segundo semestre del año, especialmente como producto de pérdida de dinamismo de los bienes y servicios nacionales. La razón de que estos componentes afecten tanto al consumo privado es debido a su peso dentro del indicador, el cual fue de 87% al cierre del 2017.

El consumo privado cerró el 4T17, creciendo 2.39% a/a frente al 3.85% del 4T16. Los bienes y servicios domésticos nacionales crecieron en total 1.67% a/a (5.04% a/a en el 4T16) mientras que los bienes importados se incrementaron un fuerte 8.32% a/a tras haber caído 5.55% a/a en el 4T16.

La evolución del indicador de bienes importados se observa con mayor detalle en la Gráfica 3, la cual muestra los cambios anuales en las importaciones (en periodos de 12 meses y en USD) de bienes de consumo, los cuales se desglosan en dos: bienes de consumo petroleros y no petroleros. La gráfica muestra las fuertes caídas que existieron durante el 2016, así como el repunte observado en 2017.

Para complementar nuestro análisis en términos del crecimiento de los diferentes indicadores del consumo privado, en la Gráfica 4 presentamos la evolución de estos mismos. Destacamos la caída que hubo en el primer trimestre, especialmente en los bienes de origen nacional como consecuencia del repentino incremento de la inflación a partir de enero, y su efecto negativo para el poder adquisitivo real del consumidor. En cuanto a la evolución del indicador de servicios, se puede detectar una pérdida de dinamismo en el segundo semestre con un repunte en el cuarto trimestre relativo al trimestre que terminó en noviembre. Con el próximo reporte de enero sería importante evaluar si este repunte fue sólo una aberración o si fue el inicio de una tendencia más positiva posterior al débil desempeño del segundo semestre del 2017.

Acerca de HR Ratings:

Fundada en 2007, HR Ratings es la calificadora internacional, líder en América Latina, y primera de origen mexicano. Con 10 años de experiencia, la firma está comprometida con la transparencia, ha diseñado una rigurosa metodología que se distingue por el monitoreo constante y previsor. Más allá de la emisión de una calificación, los análisis de riesgos de HR Ratings son dinámicos y especializados, facilitando la toma de decisiones ante escenarios actuales y futuros. HR Ratings recibió la autorización por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en 2007 para emitir calificaciones en México, donde ha calificado a los sectores de Finanzas Públicas, Corporativos, Instituciones Financieras e Infraestructura. Adicionalmente, la Empresa ha trascendido fronteras, en 2012 se convirtió en la primera calificadora latinoamericana en ser registrada por la US Securities and Exchange Commission (SEC) para emitir calificaciones crediticias de valores gubernamentales en los Estados Unidos. Asimismo, en el 2014, fue la primera calificadora latinoamericana en obtener la certificación por parte de la European Securities and Markets Authority (ESMA).

Contacto: Luis López, Tel. 5351-6544 luis.lopez@bm.com

Deja un comentario