No vamos bien

Arturo Damm

“Si queremos darnos una mejor idea de las condiciones del mundo laboral mexicano, debemos considerar la Tasa de Condiciones Críticas de Ocupación.”

En diciembre de 2018 la tasa de desempleo, TD, fue 3.35 por ciento de la población económicamente activa, PEA, compuesta por todos los mexicanos, hombres y mujeres, mayores de 15 años, que buscan trabajo: si lo encuentran se vuelven población ocupada, PO; si no lo encuentran, y siguen buscando, son población desocupada, PD.

Fue en marzo pasado cuando se alcanzó, en lo que va del 2019, la mínima TD, en 3.25 por ciento de la PEA. A partir de entonces mantuvo una tendencia alcista que duró hasta septiembre, cuando llegó a 3.80, TD que bajó a 3.65 en octubre y a 3.44 en noviembre. Esta es la buena noticia: sumamos dos meses consecutivos con una TD cada vez menor, tendencia que no sabemos si se ha mantenido en diciembre. El dato lo conoceremos el 21 de enero, cuando el INEGI publique los Indicadores de Ocupación y Empleos para diciembre.

¿Cuál es el resultado si consideramos, no lo sucedido mes tras mes, sino el promedio mensual para los primeros once meses del año? Entre enero y noviembre de 2018 la TD promedio mensual fue 3.33 por ciento de la PEA. Un año después fue 3.55 por ciento, veintidós décimas de punto porcentual más, que equivalen a un aumento del 6.61 por ciento.

Según la media de las repuestas de la encuesta de diciembre sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado, del Banco de México, terminaremos este año con una TD promedio mensual de 3.59 por ciento, y de 3.80 y 3.83 en 2020 y 2021.

Más allá de la TD, si queremos darnos una mejor idea de las condiciones del mundo laboral mexicano, debemos considerar la Tasa de Condiciones Críticas de Ocupación, TCCO, que incluye a la PO que trabaja menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a su voluntad, más las que trabajan más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo, más las que trabajan más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos, TCCO que en noviembre de 2018 fue del 15.0 por ciento de la PO y un año después, en noviembre pasado, alcanzó el 18.5, lo cual dio como resultado un aumento de 3.5 puntos porcentuales, equivalentes al 23.33 por ciento.

Por su parte la Tasa de Subocupación, TS, que incluye a la PO que tiene la necesidad y disponibilidad de trabajar más sin encontrar la oportunidad para hacerlo, pasó del 6.9 por ciento en noviembre del año pasado a 8.2 por ciento en noviembre pasado, dando como resultado un incremento de 1.3 puntos porcentuales, que equivalen al 18.84 por ciento.

En noviembre de 2018 la TD, la TS y la TCCO fueron, respectivamente, 3.3, 6.9 y 15.0 por ciento de la PO. Un año después, en noviembre pasado, fueron 3.4, 8.2 y 18.5 por ciento respetivamente. Los aumentos, para cada caso, fueron: 3.03, 18.84 y 23.33 por ciento. No vamos bien.

• Empleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *