El fenómeno global de los esports, negocio potencial para América Latina

Ciudad de México, 9 de noviembre de 2019.

Con 454 millones de espectadores en todo el mundo y más de mil millones de dólares en ingresos, el videojuego competitivo enfrenta un nuevo reto: rentabilizar de forma clara las inversiones, más allá del retorno publicitario.

La Universidad Internacional de Valencia (VIU, por sus siglas en inglés), una de las principales universidades online del mundo hispanohablante, da a conocer su visión sobre el potencial que tienen los llamados esports, los cuales “se han convertido en un auténtico fenómeno de masas, capaz de reinterpretar nuestra manera de entender las competencias, el espectáculo y el deporte. Lo que comenzó como una reunión de científicos en 1972 para jugar Spacewar, se ha convertido en una industria millonaria, muy similar a las grandes competiciones deportivas”, de acuerdo con el Doctor Marcos Antón, director de la Maestría en Gestión de esports de la institución. El reto ahora es monetizar esta industria.

Con 454 millones de espectadores en todo el mundo y más de mil millones de dólares en ingresos, este fenómeno se posiciona como uno de los sectores estratégicos del ocio digital. Un sector globalizado que salta de internet a todos los puntos de la geografía mundial a través de numerosos eventos presenciales cada vez más multitudinarios, lo convierte en una oportunidad para el desarrollo de negocios en múltiples sectores, como el tecnológico, la publicidad o hasta el turismo.

Los esports son la profesionalización de las competencias de videojuegos y nacen como un fenómeno paralelo al consumo tradicional del videojuego, allí se debe aclarar que no es lo mismo un gamer (como se puede denominar a cualquier jugador de videojuegos) que, a un progamer, es decir, el de nivel profesional, quien participa en torneos, generalmente, dentro de un equipo o club.

De allí se despende algo interesante y es que nace un nuevo perfil; el espectador, que no necesariamente tiene que ser competidor, sino que disfruta viendo esta actividad como espectáculo, de la misma forma que cualquier fan a un deporte tradicional.

“Ahí nace el reto de su evolución, el cual es monetizar al usuario final, ya que la industria demostró que es capaz de mover grandes cantidades de dinero y ha protagonizado interesantes inversiones. Ahora, la clave es conseguir rentabilizarlas de forma clara, más allá del retorno publicitario”, complementó Antón.

El directivo, complementó que con la explosión del mundo digital a través de las conexiones de alta velocidad se ha logrado una revolución a nivel de contenidos. Los servicios de streaming como Twitch o YouTube, son herramientas para que los protagonistas alcancen adeptos de todas las edades. En este escenario, América Latina se posiciona como una de las regiones con mayor potencial de desarrollo -por ejemplo- al tener una lengua común y un ecosistema particular que sirve como caldo de cultivo para esta industria que está en constante crecimiento.

Marcas como aliadas

Gran parte de la escena está aún por desarrollarse debido a la falta de inversión, allí hay un espacio para seguir potencializando el sector y eso se puede lograr con la entrada de las marcas; por un lado, para el sector, le permite el desarrollo económico del mismo y para las organizaciones, que pueden sacarle frutos a una industria pionera con un perfil de consumidor bastante definido. Cada vez más, los esports están encontrando mayor espacio en la cultura popular y en entretenimiento mainstream; si siguen por ese camino, solo se puede vaticinar un crecimiento constante de la industria asociada a ellos.

Ha sido tal la acogida, que incluso importantes franquicias deportivas han entrado a los esports, como ha sido el caso del Santos Fc de Brasil, Valencia CF (España), Manchester City o el Besiktas, entre otros. En conclusión, la puerta es gigante y los países, inversionistas y marcas, tienen un abanico de posibilidad para aprovechar la industria para hacerla crecer.

Sobre la Universidad Internacional de Valencia (VIU)

La Universidad Internacional de Valencia-VIU es una de las principales universidades online del mundo hispanohablante. Con más de 10,000 estudiantes de 66 nacionalidades, la VIU ofrece un portfolio de grados, másteres universitarios y títulos propios en constante evolución con el objetivo de adaptarse a los nuevos perfiles profesionales y demandas del mercado. El claustro de la Universidad Internacional de Valencia se compone de más de 800 docentes que, en su mayoría, combinan su labor académica con la actividad profesional, lo que les permite contar con un conocimiento real y actual de las necesidades del mercado laboral. La universidad ofrece metodologías vanguardistas que facilitan una formación innovadora y de calidad a sus estudiantes.

Como universidad online de vocación global, ponemos a disposición de los

estudiantes más de 70 programas de grado y másteres adaptados a la realidad profesional, a los países y las comunidades donde trabajamos.

Creemos que quienes aman y respetan sus profesiones son el motor más poderoso de una sociedad que progresa, y que la universidad que sabe impulsar ese talento será la clave de un futuro mejor. Desde cualquier lugar del mundo, la Universidad Internacional de Valencia-VIU ofrece la posibilidad de estudiar un grado o máster universitario sin fronteras.  

A. Cruz, acruz@leadimage.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *