Plagas reducen hasta 40% la producción agrícola mundial

Ciudad de México, 18 de julio de 2019.

El control de plagas a nivel industrial ayuda a garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos.

En México se desperdician hasta 10 millones de toneladas de alimentos al año, entre las causas se encuentran las plagas

La producción alimentaria depende de diversos factores en los procesos de operación que garanticen la inocuidad y calidad de los productos que llegan a mano de sus consumidores. Durante este proceso, el control y manejo de plagas es fundamental.  

Datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estiman que las plagas, contemplando insectos que consumen raíces y tallos y hasta roedores que son transmisores de virus y bacterias, además de las enfermedades de las plantas; afectan significativamente  la producción de alimentos, pues la producción agrícola mundial se reduce hasta un 40% debido a estas.  

En México, el desperdicio de alimentos es preocupante. Según especialistas en la agroindustria se estima que en nuestro país debido a distintos factores, entre ellos la presencia de plagas en procesos de producción o almacenamiento de alimentos, se pierden 37% de los alimentos que se producen, lo que significa 10 millones 431 mil toneladas al año.

Ante estos números, Ecolab, empresa líder en tecnologías y servicios de agua, higiene, y energía, busca dar a conocer medidas que ayuden a evitar enfermedades de alto impacto en el planeta, derivadas principalmente por falta de inocuidad o mal cuidado en los procesos de producción y almacenamiento de alimentos.

Dentro de las principales plagas que afectan la inocuidad alimentaria se encuentra la de roedores, que afecta a grandes ciudades y a las zonas agrícolas por igual. A nivel industrial, la aparición de roedores puede poner en riesgo al negocio, pues según estimaciones oficiales, las pérdidas alimentarias ocasionadas por ratas y ratones a nivel mundial, afectan a 200 millones de personas al año.

Entre las afectaciones ocasionadas por roedores está la transmisión de enfermedades a humanos como: leptospirosis, teníais, toxoplasmosis, triquinosis y hantavirus. Este último tiene una tasa de mortalidad de 38% a nivel mundial.

Ante tal situación, Ecolab recomienda realizar campañas de control de roedores para reducir el riesgo de presencia y reproducción en el entorno industrial y así cumplir los requerimientos de auditorías de terceros y garantizar la seguridad alimentaria.

Entre las recomendaciones que brinda Ecolab para el control y disminución de roedores se encuentra:

Sellar orificios que den entrada desde el exterior al interior en viviendas y establecimientos para evitar el desarrollo de madrigueras en interior.

Limpieza periódica de las diversas áreas para la reducción de residuos orgánicos (alimentos, granos, basura, etc.) que puedan atraer a los roedores.

Trampas o barreras físicas que ayuden a frenar la presencia de estos animales en zonas de producción (Ejemplo, equipos para captura o cebado de roedores, guardapolvos, puertas automáticas, exclusas, etc.).

De igual forma, Ecolab ha implementado conocimiento probado y basado en ciencia, desarrollado a través de investigaciones específicas para fortalecer sus estrategias de protección y prevención contra plagas. Con ello, ha logrado hacer un programa de control de roedores más robusto, lo que se traduce en una protección a tres niveles, mencionó el Dr. John Barcay, científico sénior de Ecolab. Estos son:

Equipo externo para roedores orientado a reducir la proliferación de la plaga.

Trampas de captura múltiple en el interior a modo de barrera y captura de los ratones en su primera incursión.

Inspección regular de las trampas del interior para retirarlas rápidamente de ser necesario.

Contactos de prensa: Tatiana Gutiérrez tgutierrez@contactoenmedios.com.mx  Cel. 55-1954-9108, Elsi S. Becerril, Consultor en Comunicación, Tel: 50627400 Ext. 148, 04455 4177 9624, elsi@contactoenmedios.com www.contactoenmedios.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *