HR Ratings comenta con respecto a la renuncia del Secretario de Hacienda y sus implicaciones para la política fiscal, la deuda y el crecimiento de México

Ciudad de México, 10 de julio de 2019.

La renuncia de Carlos Urzúa como Secretario de Hacienda es una noticia negativa para las perspectivas de crecimiento del país, ya que se suma al nivel de incertidumbre que actualmente prevalece en los mercados financieros. La decisión y su justificación refleja una aparente división dentro de la administración del presidente López Obrador en cuanto a la dirección de la política económica, incluyendo las decisiones de gasto. Sin duda, el nuevo Secretario, Arturo Herrera, se caracteriza por tener un alto nivel de profesionalismo. Pero está por verse si prevalecerán las mismas tensiones dentro de la Secretaría y si habrá más salidas de personas claves.

HR Ratings considera que existen por lo menos tres áreas de preocupación como consecuencia de esta renuncia: el efecto sobre el tipo de cambio, la eficiencia en el gasto, y los posibles cambios en el marco fiscal. En el corto plazo podremos observar hasta qué punto el efecto negativo sobre el tipo de cambio será transitorio. Esto es especialmente relevante a nivel de finanzas públicas, entre otras cosas, por el nivel de endeudamiento en moneda extranjera, puesto que la depreciación del peso afecta tanto el saldo en pesos de la deuda como el gasto por intereses sobre ella, lo cual a su vez eleva el déficit. Lo anterior se traduce en una mayor necesidad de lograr un superávit primario suficientemente grande para mantener en línea el déficit financiero en su totalidad. Estimamos que por una cada 25 centavos al alza en la cotización del peso/dólar, el saldo de la deuda se incrementa en cerca de P$48 miles de millones (mm), equivalente a un aumento en el déficit por 0.20% del PIB.

Otro elemento de preocupación relacionado es el impacto que puedan llegar a tener las decisiones de política económica realizadas sin suficiente sustento o evidencia. Entre los objetivos de la política fiscal se encuentra el incentivar un mayor crecimiento económico, pero también minimizar el impacto negativo de reasignaciones en recursos y las distorsiones que dichas políticas puedan ocasionar 2 Esto implica que se deben cuidar los posibles efectos negativos del financiamiento del gasto, ya sea en términos de impuestos (lo cual podría reducir el ingreso disponible de la población) o en términos de endeudamiento. En el caso del endeudamiento hay costos de oportunidad que considerar, si es con residentes, implica que habrá menos recursos para que los privados inviertan. Para el endeudamiento con no-residentes, las consecuencias implican una mayor vulnerabilidad de las finanzas públicas a movimientos en el tipo de cambio. Una consecuencia de la búsqueda de un mayor crecimiento económico es la priorización de la inversión física, aunque esto implique un posible detrimento del gasto corriente, incluyendo transferencias personales. Adicionalmente, es importante que el gasto en inversión sea lo más productivo posible.

Una tercera implicación de la renuncia del secretario Urzúa es un posible cambio en el marco fiscal para permitir una política de gasto más contracíclico. Actualmente, la política fiscal requiere un déficit público de cero. Sin embargo, el marco fiscal actual permite que este alcance el 2.0% del PIB al incluir la inversión de alto impacto. Aun con los niveles bajos de inversión física, su nivel ha superado el 2.0% 5, por lo que es posible que el déficit público llegue a ser 2.0% al cierre del año6 . En un contexto de bajo crecimiento económico, las necesidades de mayor inversión en áreas como energía, infraestructura y salud, y las expectativas de mayor gasto social implican fuertes presiones para aumentar el déficit. Por ejemplo, podríamos ver una utilización del FEIP, que en meses recientes ya fue considerado, o un aumento del nivel de inversión permitido (por ejemplo, a 2.5%) que estaría ligado a aumentar el déficit permitido.

HR Ratings estará muy atento a posibles cambios en el marco fiscal y sus posibles consecuencias para la deuda pública, el déficit y el costo financiero. Por otro lado, una política fiscal contracíclica (practicado por muchas economías) no es necesariamente negativo si existen los candados necesarios para delimitar la magnitud y duración de la política. De especial importancia sería la evaluación de la implementación de una política de mayor gasto y su efecto en cuanto a nuestras expectativas de crecimiento.

En este contexto, los comentarios del exsecretario Urzúa relativos a la toma de decisiones con consideraciones no económicas son especialmente relevantes y potencialmente preocupantes. En nuestro proceso de evaluación, HR Ratings estará especialmente atento a la publicación del Plan de Negocios de Pemex, el cual se espera de manera inminente. De igual importancia será la publicación en septiembre del documento Criterios de la Política Económica.

Favor de consultar el PDF adjunto para visualizar el reporte completo.

HR Ratings – Finanzas Públicas – Renuncia Urzúa.pdf
72K Visualizar como HTMLExplorar y descargar

Acerca de HR Ratings:

Fundada en el 2007, HR Ratings es una agencia de calificación de crédito mexicana, líder en América Latina. Con más de diez años de experiencia, la empresa está comprometida con la transparencia, y ha diseñado una metodología rigurosa que se diferencia por su monitoreo constante y anticipatorio.  HR Ratings ha crecido considerablemente. Esto se refleja en las calificaciones asignadas a las emisiones de deuda, que suman ya un valor total de aproximadamente $56 mil millones de dólares. Estas calificaciones abarcan el análisis a entidades gubernamentales, empresas, instituciones financieras, compañías de seguros y proyectos de infraestructura en México. Hoy en día, HR Ratings califica a más de 1,400 instituciones y gobiernos de México y a nivel internacional, y atiende a más de 400 clientes.

Twitter: @HRRATINGS

Contactos: Martín Gómez, 5351-6569, martin.gomez@bcw-global.com Brenda Acosta, 5351-6525, brenda.acosta@bcw-global.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *