Invertir más, el reto

Arturo Damm

“LA MEJORA DE LA INVERSIÓN EN TÉRMINOS MENSUALES, ¿SE MANTENDRÁ EN LOS PRÓXIMOS MESES DE TAL MANERA QUE TARDE O TEMPRANO TAMBIÉN SE CONSIGA LA MEJORA EN TÉRMINOS ANUALES?”

En términos anuales, comparando cada período con el mismo del año anterior, la Inversión Fija Bruta, IFB, que se realiza en instalaciones, maquinaria y equipo, creció, en promedio mensual, entre enero y abril del año pasado, 2.63 por ciento. Un año después decreció 2.5 por ciento: 0.7 en enero; menos 2.5 en febrero; menos 5.8 en marzo; menos 2.4 en abril.

En términos mensuales, comparando cada mes con el anterior, la IFB decreció, en promedio mensual, durante el primer cuatrimestre del año pasado, 0.3 por ciento. Un año después creció 0.88 por ciento: 7.5 en enero; menos 3.0 en febrero; menos 3.5 en marzo; 2.5 en abril.

Si comparamos el primer cuatrimestre de 2019 con el primero del 2018 tenemos que, en términos anuales, las cosas empeoraron (malo) mientras que, en términos mensuales, mejoraron (bueno). La mejora en términos mensuales, ¿se mantendrá en los próximos meses de tal manera que tarde o temprano también se consiga la mejora en términos anuales? Todo dependerá de la confianza de los empresarios, tanto nacionales como extranjeros, confianza que se ha visto seriamente afectada desde que, en octubre, AMLO canceló la construcción del NAICM en Texcoco, confianza que se recuperará con una medida similar, pero en sentido contrario, de las cuales la de mayor impacto sería la reanudación de la construcción del NAICM, lo cual tendría un doble efecto. Primero: mostraría que AMLO es capaz de corregir errores (y la cancelación del NAICM fue un error enorme), en un momento en que dicha demostración, ante los errores cometidos, resulta urgente. Segundo: se dotaría, no solo a la Ciudad de México sino al país, de una obra de infraestructura indispensable para el progreso de los mexicanos. ¿Qué tan probable es esta posibilidad? Poco.

La IFB, al proporcionar la infraestructura física (instalaciones, maquinaria y equipo) para llevar a cabo la producción de satisfactores, es parte fundamental de la Inversión Directa, ID, que produce bienes y servicios, crean empleos y les permite, a quienes obtienen esos puestos de trabajo, generar ingresos, por lo que la IFB es un buen indicador de la ID, una de las variables más importantes de la economía, por todo lo que depende de ella: producción, empleos, ingresos.

En la última encuesta sobre las expectativas de los analistas en economía del sector privado, levantada por el Banco de México, a la pregunta cómo considera la coyuntura actual para realizar inversiones, 8 por ciento de los encuestados respondieron que es un buen momento, 72 por ciento contestaron que es un mal momento, y el restante 20 por ciento respondió que no está seguro. En octubre, antes de la cancelación del NAICM, esos porcentajes fueron: 11 (buen momento), 19 (mal momento), 70 (no está seguro).

• Problemas económicos de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *