Las cámaras de acción: ¿herramientas para la seguridad pública?

Latinoamérica 5 de julio de 2019.

La seguridad es uno de los puntos que en entornos urbanos ayudan a los ciudadanos a protegerse y proteger a los demás

Fuerzas del orden en todo el mundo utilizan este tipo de dispositivos para dar fe de su labor y aportar pruebas fehacientes en casos sensibles

Las cámaras de acción son dispositivos que normalmente nos remiten a situaciones de ocio como vacaciones en la playa o bien, contenidos de entretenimiento en Internet y redes sociales. Inclusive en el periodismo las cámaras de acción portadas por reporteros o drones se han popularizado para generar contenidos informativos atractivos. Cualquiera que sea el caso, las cámaras de acción y deportivas tienen usos que van más allá del ocio, el entretenimiento o la información, como lo es la seguridad.

Países con índices delictivos en ascenso como México o Colombia, donde las autoridades trabajar fuertemente para atender la incidencia delictiva pero que en ocasiones se ven rebasadas o bien, la infraestructura de seguridad como cámaras urbanas o botones de pánico no funcionan o están dañados, dificulta la persecución de probables responsables y pone en jaque al ciudadano.

Hay que señalar que el aportar evidencias físicas ya sea en video o imágenes no es obligación de ningún ciudadano en ninguna parte del mundo, si es un elemento importante que ayuda a reforzar la inteligencia en materia de seguridad, incrementar la consciencia social y sobre todo, que la justicia persiga con más elementos a los probables responsables de la comisión de delitos.

Adicionalmente se puede decir que una ciudadanía participativa en temas sensibles como lo es la seguridad es una ciudadanía más despierta que abona a la cohesión social y una reconstrucción del tejido social dañado por el crimen.

De acuerdo a datos publicados por el Semáforo de Delitos de Alto Impacto en México entre los meses de enero y marzo de 2019, el delito de secuestro escaló a tasas de 550%, el asalto a negocios 62%, los homicidios un 48%, robo de automóviles 46%, el narcomenudeo un 31% y la extorsión 127%. Estas cifras evidencian una situación apremiante que si bien es responsabilidad de las autoridades, los ciudadanos pueden hacer uso de la tecnología para protegerse, inhibir el delito y poner su granito de arena para cerrar un cerco a la delincuencia, siempre y cuando no se ponga en riesgo su integridad física.

Cada ciudadano es un reportero

Con los medios que tenemos a la mano como las redes sociales y teléfonos móviles prácticamente en cada mano, es casi impensable que en nuestro entorno no se documenten acciones que puedan llevar a investigaciones para el resarcimiento de un daño, patrimonio o recuperación de bienes.

Hoy en día, ya no basta con declarar ante instituciones judiciales para agilizar el trabajo para obtener una respuesta eficaz, la saturación de denuncias por hechos que van desde accidentes viales hasta situaciones graves, el aportar pruebas, agiliza los procesos judiciales y de impartición de justicia.

Probablemente seamos motociclistas o conductores que utilizan sus propios medios de transporte para trasladarse al trabajo o a nuestro centro educativo. El contar con una cámara de acción puede ser la diferencia si somos parte de un accidente vial como un choque múltiple o bien, nuestro medio de transporte se ve involucrado en un accidente con peatones o ciclistas.

El nivel de calidad en un video que una cámara de acción puede aportar en momentos críticos como éstos no tiene igual. La diferencia entre tener o no tener un dispositivo de este tipo en nuestro casco, chaleco o automóvil, puede ser la diferencia entre una aclaración simple o un peritaje de meses. A diferencia del dinero, el tiempo no es unos recursos que podamos recuperar.

En casos graves, una cámara de acción puede ser la diferencia entre ser extorsionado, asaltado o hasta ser secuestrado. Una cámara de acción sin duda puede ser un elemento disuasivo si en términos de criminalidad hablamos; el saberse a merced de lo público, sin duda hace que un criminal piense dos veces el cometer un delito.

La tecnología se ha vuelto esencial en nuestro desarrollo en la sociedad y una buena cámara de acción para nuestro auto, moto o bicicleta, es un artículo indiscutible de llevar a la hora de atrevernos a cruzar la ya de por sí difícil metrópoli. No dejes que la ciudad te intimide con sus arquitectónicos dientes y sus grandes fauces de concreto, el contar con un ojo extra siempre será beneficioso si sabes aprovecharlo.

Combina diversión con prevención

Existen muchos equipos en el mercado, sin embargo los costos los hacen realmente inaccesibles para la mayoría de las personas. Una cámara GoPro puede rebasar los USD 600 dólares, lo que la hace prácticamente un juguete caro el cual se hace más caro al necesitar accesorios adicionales que no se incluyen. SJCAM entiende eso, por eso ha creado cámaras accesibles de alta gama que no rebasan los USD 190 dólares, incluyen accesorios y además sus prestaciones tecnológicas son superiores a cualquier modelo de la competencia.

Existen muchas opciones de cámaras deportivas y de acción que pueden ser útiles tanto en la ciudad para la protección personal como en las vacaciones; hacer de una cámara de acción una herramienta permanente de seguridad personal donde nos encontremos.

Equipos como la SJCAM A10, son utilizados por fuerzas del orden en países de Asia y Europa, con lo que se puede documentar con gran calidad de audio y video y a un precio que la hace asequible (USD 119 dólares). Este equipo cuenta con control remoto, visión nocturna, apuntador láser para mayor precisión, batería 2650mAh de larga duración y micrófono estéreo dual, además de ser resistente al agua y a los impactos sin la necesidad de adquirir accesorios adicionales que encarecen la inversión y desincentivan el entusiasmo de quien desea hacerse de una cámara de este tipo. Visite la página de la A10 Bodycam

Otro tipo de cámaras muy utilizadas son las denominadas Dash Cams, la cuáles tienen un amplio rango de visión y son altamente adaptables a un automóvil o motocicleta, lo que facilita su uso. Los precios de estos equipos son altos, por lo que SJCAM pensando en los usuarios coloca sus precios en el rango de los USD 99 dólares, lo que las hace fáciles de adquirir como un dispositivo de grabación personal. La DashCam de SJCAM tiene un sensor SONY IMX323 que la hace altamente sensible a entornos con variaciones de luz cambiantes. Visite la página de la DashCam de SJCAM https://sjcam.com/product/sjdash/

La gama de cámaras que SJCAM pone en venta en Latinoamérica puede consultarse en https://sjcam.com/products/cameras/

Acerca de SJCAM

Fundada en 2011, SJCAM ha ganado reconocimiento mundial por sus cámaras de acción. Con un enfoque en la producción de productos de alta calidad y un excelente soporte al cliente, SJCAM está totalmente comprometido con la creación de cámaras de acción impresionantes. Recientemente hicieron cambios innovadores en su gama de la serie SJ8, incluidos los micrófonos duales, la estabilización del giro de 6 ejes, el zoom digital 8x y una pantalla IPS de 2,33 pulgadas, lo que demuestra su compromiso para crear productos fantásticos que encajen en vidas llenas de acción. Visite: https://sjcam.com/es/

Contacto de prensa Latinoamérica, Luis Manuel López, luis@lraservices.com (52 55) 6718 0978

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *