2019. Año de resiliencia y evolución para la industria publicitaria

Ciudad de México, 9 de marzo de 2019.

Ante los nuevos escenarios económicos, sociales y culturales que plantea la expansión del mercado global y de la comunicación digital, la industria publicitaria del país tiene el reto hacer los cambios estratégicos necesarios para mantenerse a la vanguardia y continuar posicionándose como un aliado estratégico para el crecimiento de las marcas.

Lo anterior se desprende del estudio “El futuro de la publicidad. Escenarios y estrategia”, el cual destaca para la industria un escenario caracterizado por la desaceleración en el consumo de bienes y servicios, una reducción en inversión publicitaria de sectores que antes eran clave como el manufacturero y un mayor uso de plataformas digitales y el acceso a la conectividad por parte de los consumidores.

La investigación realizada por el Centro de Información Geoprospectiva (CIG) para la Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad (AMAP) apunta a la transformación digital como una de las áreas de oportunidad más importantes para el sector; si bien, 74% de la población mexicana ya cuenta con un Smartphone y 40% tiene acceso a internet, 90% dice aún se informa a través de la televisión.

Estos factores están determinados por el nivel socioeconómico de los consumidores, lo cual pone en perspectiva otro reto para los profesionales de la comunicación: la segmentación del público, atendiendo el contexto y las necesidades específicas de cada segmento que se informan, de igual manera, a través de medios tradicionales y digitales.

En constante evolución

Con base en los hallazgos del estudio, la industria se plantea tres ejes de acción enfocados en el producto, el proceso y el mercado, con el propósito de impulsar su resiliencia ante el constante cambio del entorno.

En el primer eje, los especialistas plantean la idea de evolucionar el papel del producto para que este pueda responder de manera efectiva a las necesidades específicas de los consumidores e ir más allá de la mera transferencia de ideas.

“Los medios digitales aumentaron la demanda de producto publicitario sacrificando la efectividad, por lo cual debemos detenernos a plantear estrategias que ofrezcan al consumidor lo que necesita de acuerdo a sus intereses y echar mano de las herramientas como la inteligencia artificial y el big data”, comenta Sergio López, presidente ejecutivo de la AMAP.

La reestructura de los procesos creativos y operativos es el segundo eje y se refiere a la incorporación de talento multidisciplinario que otorgue una nueva visión al desarrollo de estrategias para generar un contrapeso a una realidad en la que la carga de trabajo ha provocado la fuga de talentos, así como el reclutamiento de personas con poca experiencia en proyectos clave.

“Agencias, marcas y anunciantes deben generar sinergia entre nuevos talentos mejor preparados y aplicar la tecnología en puntos estratégicos del desarrollo de estrategias. En la medida en que esto avance, la publicidad dejará de estar supeditada a la generación de entregables para volver a ocupar una posición relevante”, agregan.

El último eje atiende al riesgo en el que se encuentra el mercado publicitario debido a una creciente disparidad entre el valor y el precio del producto donde este último se ha trivializado, visto por las empresas como un commodity sin valor agregado para el crecimiento del negocio.

“Los tres ejes señalados: producto, procesos y mercado funcionan de forma aleatoria; la implementación de mejores procesos podrá abonar el crecimiento de productos más estratégicos, generando valor a la industria y posicionando a sus integrantes como un socio estratégico para las marcas”, concluyen.

De acuerdo con estadísticas de la AMAP a nivel nacional, en 2017 la inversión en la industria de la publicidad y la comunicación, generó un valor del 13% al PIB nacional, es decir alrededor de $17.77, lo cual la coloca como una variante referente para el análisis y pronóstico del estado de salud de la economía de un país.

Notas para los editores:

Acerca de AMAP

La Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad es la agrupación más importante del país en el ramo de la comunicación comercial, constituida en marzo de 1950. La integran las agencias de comunicación, medios, relaciones públicas, servicios y marketing más destacadas por su pensamiento estratégico, creatividad e integridad, las cuales generan más del 90% de la inversión en comunicación del país y representan una industria que genera el 0.91% del PIB, es decir, $1, 725 mil millones de pesos.

AMAP es miembro y representante en México de la red mundial EFFIE Worldwide; fundó el Consejo Nacional de la Publicidad, actualmente llamado Consejo de la Comunicación, de la cual ocupa su primer vicepresidencia; y creó el Consejo de Autorregulación Publicitaria y Ética (CONAR).

https://amap.com.mx/ Facebook @amapmexico Twitter @AmapMx

Bernardo Peña, bernardo.pena@prp.com.m

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *