(Des) confianza del consumidor

Arturo Damm

“LA DESCONFIANZA DE LOS CONSUMIDORES SE REDUJO, LO CUAL, DADO EL RUMBO QUE ESTÁN TOMANDO LAS COSAS CON AMLO, SOBRE TODO EN MATERIA ECONÓMICA, NO DEJA DE SER SORPRENDENTE.”

Ya tenemos los resultados del Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) para febrero, y el mismo se ubicó en 48.8 puntos. Un año antes, en febrero del 2018, se ubicó en 35.0 puntos. Un mes antes, en enero de 2019, se ubicó en 46.5 puntos.

Si el ICC se ubica por debajo de los 50 puntos hay desconfianza, si se ubica por arriba hay confianza. Así las cosas, la desconfianza de los consumidores se ha reducido de manera considerable y, de mantenerse la tendencia hacia menos desconfianza, observada desde febrero de 2018, en unos meses podría transformarse en confianza.

El INEGI calcula el ICC a partir de las respuestas a estas cinco preguntas.

¿Cómo considera la situación económica actual, de los miembros del hogar, comparada con la que tenían hace 12 meses? Este es el resultado: 49.8 puntos. Hace un año: 44.2. Hace un mes: 48.6. En ambos casos menor desconfianza.

¿Cómo considera la situación económica esperada, de los miembros del hogar, dentro de 12 meses, respecto a la actual? Este es el resultado: 59.6 puntos. Hace un año: 48.9. Hace un mes: 58.1. En el primer caso menor desconfianza. En el segundo mayor confianza.

¿Cómo considera la situación económica del país hoy comparada con la de hace 12 meses? El resultado es: 45.5 unidades. Hace un año: 28.0. Hace un mes: 40.8. En ambos casos menor desconfianza.

¿Cómo considera la situación económica del país dentro de 12 meses, respecto a la actual? El resultado es: 59.9 unidades. Hace un año: 34.4. Hace un mes: 57.5. En el primer caso la desconfianza dio paso a la confianza. En el segundo aumentó la confianza.

¿Cuáles son las posibilidades, en el momento actual, de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para realizar compras de muebles, televisores, lavadoras y otros aparatos electrodomésticos? Este es el resultado: 29.2 puntos. Hace un año: 19.2. Hace un mes: 26.8. En ambos casos menor desconfianza, pero todavía considerable.

Interpretando los datos podemos afirmar que con relación a la situación presente y futura de la economía familiar los consumidores encuestados consideran, primero, que la situación presente es mejor (o menos mala) que la situación pasada (hace un año); segundo, que la situación futura (dentro de un año) será mejor (o menos mala) que la presente; tercero, que pese a esta última mejora existe una buena dosis de desconfianza (29.2 puntos del ICC) en torno a la posibilidad de poder comprar enseres domésticos en los próximos doce meses.

Independientemente de las interpretaciones que le podamos dar a los datos, el hecho es que, en febrero de este año, tanto comparando con el mes anterior (enero), como con el mismo mes del año anterior (febrero de 2018), la desconfianza de los consumidores se redujo, lo cual, dado el rumbo que están tomando las cosas con AMLO, sobre todo en materia económica, no deja de ser sorprendente.

• Problemas económicos de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *