PUNTALES

Agustín Vargas *

El primer informe

Los primeros 100 días de AMLO

Mantiene 78% de aprobación

Soberbia, arrogancia y despotismo, presentes también

Economía y Pemex, maligna simbiosis

Afores recuperan inversión

Con motivo de sus primeros 100 día de gobierno, el próximo lunes 11 de marzo el Presidente Andrés Manuel López Obrador rendirá un informe sobre el estado de la administración pública y las próximas acciones a tomar y pese a las críticas y a la incertidumbre que ha generado en algunos sectores de la población, el nivel de popularidad y aprobación se mantienen elevados.

Quiérase o no, para beneplácito de unos y disgusto de otros, López Obrador es el mandatario con mayor aprobación al inicio de su mandato en las últimas tres décadas.

Y es que a casi cien días de iniciar su mandato, más de la mitad de los mexicanos todavía creen en el cambio y están seguros que éste vendrá de la mano del Presidente de la República.

Según datos arrojados por una reciente encuesta, Andrés Manuel López Obrador cuenta con la aprobación del 78% de los ciudadanos; más aún, el 82% de los consultados apoya la idea del que AMLO continúe al frente del Poder Ejecutivo si el día hoy hubiera una consulta de revocación de mandato.

La encuesta se realizó a 1,000 adultos de 32 estados del país. Destaca que hasta el momento, el presidente cuenta con el apoyo de 8 de cada 10 mexicanos, aunque en la calificación es un poco más baja cuando se trata de rubros específicos.

Por ejemplo, el combate a la corrupción también generó 58% de opiniones positivas, mientras que el manejo de la economía nacional 53%, el combate a la pobreza 51% y la política exterior 45%. Destaca el hecho de que la percepción de éxito más notable es el combate contra el huachicol, con 80% de opinión positiva.

Sin duda, la enorme popularidad de que goza el mandatario es el principal factor

que caracteriza a la entrante administración, aunque justo es decirlo, las torpezas en el manejo de las políticas públicas, la soberbia, arrogancia y el despotismo con el que se han manejado los más cercanos colaboradores y funcionarios del gobierno de la autodenominada cuarta transformación, también han estado presentes no sólo en estos casi cien días de gobierno, sino antes de la llegada al poder.

Economía y Pemex, maligna simbiosis

Los que se mantienen bastante escépticos o más realistas sobre el desempeño de la economía mexicana para lo que resta del año, son los inversionistas extranjeros sustentados en los argumentos y análisis de las calificadoras internacionales de valores, que han puesto en negativa la perspectiva del país ante el declive financiero de Pemex, que dirige Octavio Romero Oropeza.

“La perspectiva refleja el riesgo de que un reciente cambio en políticas públicas dirigido a reducir la participación de la iniciativa privada en el sector energético, aunado a otros eventos que han afectado negativamente la confianza de los inversionistas, podría aumentar los pasivos contingentes del soberano y disminuir el crecimiento económico. El consecuente debilitamiento del perfil financiero del soberano podría llevarnos a bajar las calificaciones” de los bonos de deuda de México, advirtió recientemente la agencia Standard and Poor´s Global Ratings.

La firma calificadora, una de más influyentes del mundo, advierte que la nueva estrategia para el sector energético coloca una carga financiera adicional sobre Petróleos Mexicanos, la cual tiene un legado de débil desempeño operativo y financiero, además de afrontar limitaciones en sus capacidades técnicas. Pemex continúa presentando una carga fiscal elevada, incluso a pesar de un reciente cambio en su esquema tributario que mejora modestamente su flujo de efectivo.

“Con base en políticas anteriores y considerando eventos recientes (tales como una inyección de capital presupuestada en 2019), suponemos que el gobierno continuará brindando respaldo financiero y de otro tipo a la petrolera mexicana. Así, continuamos considerando que existe una probabilidad ‘casi cierta’ de respaldo extraordinario del gobierno, por lo que igualamos la calificación de Pemex con la del soberano. La combinación de un débil perfil financiero y la necesidad de tomar un rol más activo en el sector energético por parte de Pemex podría aumentar el riesgo de mayores pasivos contingentes para el soberano”, indica la calificadora. 

Agregó que también existe un riesgo de que la menor inversión del sector privado genere menores previsiones de crecimiento económico, lo que debilitaría la resiliencia económica del país. Ello, a su vez, podría contribuir a un deterioro fiscal y a generar incertidumbre en el mercado financiero, lo que empeoraría el perfil financiero del soberano y llevaría a bajar la calificación. 

Caso contrario, la conducción de una política económica efectiva que mantenga déficits fiscales moderados, aliente la inversión y aumente la confianza de los inversionistas fortalecería el panorama de crecimiento del PIB y contribuiría a mantener finanzas públicas estables.

La simbiosis que siempre ha existido entre la economía y Pemex, o mejor dicho la dependencia que se tiene de la petrolera, se ha vuelto maligna, aunque una buena parte de la burocracia gubernamental se niegue a reconocer y mantenga falsas expectativas sobre un crecimiento del cuatro por ciento en la economía para este año.

Afores recuperan inversión

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), que preside Abraham Everardo Vela Dib, precisó algunos puntos sobre las inversiones que hicieron cinco afores en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, las cuales han recuperado a la fecha, según el organismo, 17 mil 189 millones de pesos, 99% de su inversión inicial.

La inversión conjunta de las afores que participaron en el proyecto del aeropuerto (Inbursa, Pensionissste, Profuturo, XXI-Banorte y Sura) fue de 17 mil 377 millones de pesos, lo que representa el 0.92% de los recursos que administran estas afores y 0.51% de recursos totales administrados por las afores.

El capital invertido por esas administradoras en bonos y Fibra E fue recomprada con intereses devengados y una compensación por vencimiento anticipado, según el texto enviado por la Consar.

Argumento que las afectaciones que sufrieron los rendimientos de las afores a finales de 2018 no fueron resultado de la inversión en el NAICM, sino principalmente producto de factores externos que se reflejaron en una mayor percepción de riesgo por parte de los inversionistas.  Al cierre de febrero de 2019, el SAR registra plusvalías por un monto de 108,699 millones de pesos.

Síganos en www.habitatmx.comEscríbanos también a avargas@habitatmx.com*Periodista, director de la Revista Hábitat Mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *