Comentario de Cierre 08 de febrero de 2019

Ciudad de México, 8 de febrero de 2019.

Noticias Relevantes

Cae 3.1% inversión física en México durante noviembre de 2018.

La inversión física en México retrocedió en el penúltimo mes del año pasado producto de la caída mensual en sus principales componentes, de acuerdo con la información más reciente dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. La inversión fija bruta, que representa los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de construcción, registró una disminución real de 3.1% durante noviembre de 2018 con relación al mes inmediato anterior, con cifras ajustadas por estacionalidad, luego de que en septiembre y octubre pasado había reportado incrementos. Pro componentes, los gastos en maquinaria y equipo total en el mes cayeron 3.8%. A su interior la inversión en maquinaria y equipos de origen nacional retrocedió 4.3%, en tanto que los importados disminuyeron 3.4%. (El Universal)

Acelera 9.9% producción automotriz en enero.

En enero de 2019 se produjeron en México 333 mil 677 automóviles, lo que significó un aumento de 9.9 por ciento comparado con lo reportado en igual periodo del año pasado y la mayor variación en seis años. Información del Inegi muestra que fue principalmente por General Motors, el cual incrementó su armado de vehículos en el país 31.7 por ciento, mientras que Toyota lo hizo en 41.7 por ciento. Esto compensó la menor actividad de Mazda y Nissan, los cuales redujeron su actividad 63.4 y 9.9 por ciento, respectivamente. En el caso de las exportaciones, en el primer mes de este año se enviaron al extranjero 242 mil 299 vehículos, 4.9 por ciento mayor a lo registrado en el mismo lapso de 2018. Esto también tiene que ver con General Motors, pues incrementó sus exportaciones en 28.7 por ciento, convirtiéndose en el principal armador que manda autos al exterior. (El Financiero)

Cambio de estrategia vale la pena para las grandes petroleras mundiales.

Las compañías de petróleo y gas más grandes del mundo emergieron del cuarto trimestre relativamente ilesas, a pesar de una caída del 40 por ciento en los precios del crudo a fines de 2018, en una señal de cuán resilientes se han vuelto las grandes empresas de energía. Conscientes de los costos después de la desaceleración de varios años desde 2014, han frenado el gasto y han desviado la atención a barriles de mayor margen, vendiendo activos menos rentables y siendo más selectivos con el lugar donde invierten. Mientras que las grandes empresas se han desapalancado, BP no pudo reducir los niveles de deuda ya que absorbe un acuerdo de USD 10.5 Bn para comprar los activos de esquisto de BHP en los Estados Unidos y continúa haciendo pagos de reclamaciones por la catástrofe de Deepwater Horizon. Aún así, con la mayoría de las compañías capaces de hacer frente al crudo a USD 50 por barril, los precios más altos en gran parte de 2018 generaron una bonanza en efectivo. Pero con este efectivo, las compañías priorizaron los retornos a los accionistas a través de recompras y dividendos, lo que podría presentar un problema en el futuro. El desvío del gasto para el desarrollo de nuevas reservas ha llevado a algunos analistas a cuestionar si las grandes compañías están invirtiendo adecuadamente en su crecimiento futuro. (FT)

Delgadillo, Pamela <pamela.delgadillo@bcw-global.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *