Grupo Fonda Lola se expande a México

Ciudad de México, 1 de febrero de 2019.

El pasado noviembre se cumplieron cinco años desde que Ernesto Rodríguez abriera las puertas de Fonda Lola en Toronto, Canadá, un restaurante mexicano que buscaba reclamar la dignidad de nuestra gastronomía en aquel país, donde las únicas opciones disponibles en realidad servían nachos, burritos, chili con carne y hard-shell tacos.

Al darse cuenta de que no existía una oferta de comida mexicana auténtica en una ciudad que se precia de su multiculturalidad, Ernesto encontró un nicho perfecto para inaugurar algo que llevaba muchos años cocinándose en su cabeza y en su corazón: un restaurante en el que pudiera expresar su pasión por la comida, los vinos, las cultura de sobremesa y la familia, ya sea biológica o elegida.

Fonda Lola es un tributo al amor por su abuela, quien inculcó en Ernesto el aprecio por la cercanía, el hogar, por ponerte al día en el lugar en el que te sientes más cómodo y más en confianza de todos.

Fonda Lola no es el típico restaurante mexicano en el extranjero, lo que Ernesto ha querido imprimirle es un carácter especial en el que el menú cambia por temporada: más ligero en verano y más acogedor en invierno, pasando de ceviches, aguachiles, cecina –el único lugar en Canadá que la tiene–, pipián, tacos gobernador, enchiladas de jamaica con cebolla caramelizada, tacos placeros, a pozole, mole, sopa de tortilla, lentejas con plátano macho crujiente y huevo, entre muchas otras opciones que te invitan a volver porque te hacen sentir como en casa.

Comal de piedra, Ciudad de México

El amor por México hizo que Ernesto se llevara una parte de nuestra tierra con él hace siete años, pero su pasión por la comida y por elevar nuestra gastronomía al siguiente nivel lo ha hecho volver con un proyecto más ambicioso: un restaurante que sirve comida mexicana, respeta los ingredientes y las bases de nuestra comida pero la trae al mundo contemporáneo haciéndola de vanguardia.

Comal de piedra abre sus puertas en la renombrada colonia Roma –el barrio más destacado del momento en la escena cultural de la ciudad– con la intención de ofrecer una comida mexicana contemporánea, una vuelta de tuerca sobre la ya de por sí exquisita comida mexicana, en un ambiente abierto y relajado para todos. Imagina un restaurante de primer nivel en el que no tienes que vestirte de gala ni dilapidar una pequeña fortuna.

El menú rescata la esencia de lo que comemos en el Valle de México –centro cultural del país– y la convierte en comida de autor.

La selección del chef ideal

Comal de piedra tiene identidad propia y por ello Grupo Fonda Lola organizó el concurso Chef Revelación 2018 en alianza con el semillero de talento gastronómico del país, la Universidad del Claustro de Sor Juana.

El objetivo era encontrar a un chef creativo, diferente, un paso más adelantado que el resto, que tomara los ingredientes mexicanos más finos y los pudiera convertir en una experiencia diferente, anclada en las raíces de nuestra amplia gama de sabores pero de un modo vanguardista.

De este modo, el ganador egresado de la Universidad del Claustro de Sor Juana fue el chef Othón Gayosso, quien presentó un menú que constó de un taco de lengua cocida al alto vacío con salsa de jitomates cherry cosechado de chinampas hecha en molcajete con tortillas hechas a mano; un ceviche de callo de hacha anaranjado con mango petacón, chile manzano, limón mandarina, cebolla morada, aguacate y flores; un filete de venado en pipián rojo con piñones y cerezas rojas, acompañado de una guarnición de zanahorias de colores y hongos, y un buñuelo con helado de chicozapote, zapote negro con lima y pinole.

La cocina de Othón Gayosso, originario de la sierra norte de Puebla, respeta el lado visceral de nuestra cocina, la riqueza de los mejores ingredientes del Valle de México, la historia de nuestros platillos y los trae a una mesa contemporánea y emocional.

Actividades en ambos países

Othón Gayosso fue el encargado de renovar el menú del 5º aniversario de Fonda Lola, en Toronto, el pasado noviembre de manera previa a la inauguración de Comal de Piedra, en la Ciudad de México,

Grupo Fonda Lola mantiene de este modo un pie en ambos países, imprimiendo su carácter apasionado en las dos cocinas y poniendo en alto el nombre de México en Canadá para seguir dando a conocer nuestro patrimonio gastronómico y su adaptación al siglo XXI.

Comal de Piedra Prensa, pabnavarrete22@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *