NEOLIBERALISMO (III)

Arturo Damm

“EN MÉXICO, MÁS QUE NEOLIBERALISMO DE PRINCIPIO, HEMOS TENIDO PRAGMATISMO LIBERALIZANTE, ¡ALGO MUY DISTINTO!, Y MUESTRA DE ELLO ES EL PÁRRAFO TERCERO DEL ARTÍCULO 25 CONSTITUCIONAL.”

AMLO: “Lo digo con realismo y sin prejuicios ideológicos: la política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país (…) (Haremos) todo lo que podamos para abolir el régimen neoliberal…”.

AMLO menciona las políticas económicas neoliberales, momento de preguntarnos ¿en qué consisten? Menciono siete características: 1) reconocer que es la inversión privada, no la gubernamental, el principal motor del crecimiento económico: por ello la privatización de empresas gubernamentales; 2) reconocer que para que la inversión privada dé los mejores resultados posibles en términos de precio, calidad y servicio, y por lo tanto de bienestar para los consumidores, debe darse de la manera más competida posible: por ello la apertura comercial, para que las importaciones compitan con la producción nacional, y por ello la apertura a la inversión extranjera directa, para que los productores extranjeros compitan con los productores nacionales; 3) reconocer que una de las condiciones para elevar el bienestar de la gente es que el dinero preserve su poder adquisitivo: por ello la autonomía del banco central, para que la producción de dinero se decida, no en función de las necesidades de gasto del gobierno, lo que genera inflación, sino en función de la preservación del poder adquisitivo del dinero, que contribuye al bienestar; 4) reconocer que el manejo prudente de las finanzas gubernamentales es parte esencial de la estabilidad económica: por ello la reforma fiscal, tanto por el lado del gasto como por el del ingreso; 5) reconocer que, para no distorsionar la economía, el gobierno no debe manipular precios (incluidos salarios, precio del trabajo; tasas de interés, precio del crédito; tipo de cambio, precio de divisas), ni imponiendo precios máximos, ni aplicando precios mínimos (precios de garantía); 6) reconocer que el fin de la actividad económica es el consumo, no la producción, que es el medio para lograr aquel fin, ya que no puede consumirse lo que no se ha producido: por ello la eliminación del capitalismo de compadres, por el cual el gobierno concede privilegios a grupos empresariales (desde subsidios hasta protecciones), que les otorgan ventajas indebidas, no solo frente a sus competidores, sino frente a los consumidores; 7) reconocer que el problema es la pobreza, la incapacidad para generar ingreso suficiente, no la desigualdad, el hecho de que A genere más ingreso que B: por ello el énfasis en la creación de riqueza, no en su redistribución.

Si esto es la esencia del neoliberalismo, ¿está equivocado? Y más importante, ¿cuánto neoliberalismo hemos tenido en México? En México, más que neoliberalismo de principio, hemos tenido pragmatismo liberalizante, ¡algo muy distinto!, y muestra de ello es el párrafo tercero del artículo 25 constitucional. Compárenlo con el 16 de la constitución cubana.

Liberalismo • Libertad económica

Deja un comentario