SE DAN A CONOCER LOS RESULTADOS DE LA CONSULTA DEL ARTÍCULO IV PARA 2018 LLEVADA A CABO POR EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL

Ciudad de México, a 8 de noviembre de 2018.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco de México informan que, a partir de hoy, se pone a disposición del público la evaluación anual del Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la economía mexicana en 2018.

En el marco del Artículo IV de su Convenio Constitutivo, el FMI evalúa la situación económica y perspectivas de cada uno de los países miembros del Fondo, generalmente con una periodicidad anual.

Como parte de la evaluación, un equipo del FMI visita el país miembro, recopila y analiza información económica y financiera, y se reúne con las autoridades competentes, así como con analistas del sector privado y representantes de la sociedad civil.

Los temas revisados no se limitan a las políticas macroeconómicas y financieras, sino que también incluyen aquellos elementos que puedan incidir en los resultados económicos de un país.

Con base en la información recabada durante su visita, el personal del FMI elabora un informe que es presentado ante su Directorio Ejecutivo, para posteriormente transmitir sus conclusiones y recomendaciones a las autoridades de cada país.

Las consultas conforme al Artículo IV son una práctica de seguimiento y evaluación que realiza el FMI desde 1978.

En su evaluación conforme al Artículo IV, el FMI señaló que la economía mexicana está respaldada por políticas y un marco macroeconómico sólido que, junto con la implementación de las reformas estructurales aprobadas desde 2014, han ayudado a México a navegar en un entorno externo complejo. El nivel de actividad económica se ha expandido, aunque a un ritmo moderado, el desempleo es bajo y los salarios reales están creciendo.

El FMI recalcó que la administración entrante heredará una economía estable y resiliente, en donde destacan finanzas públicas sanas gracias al proceso de consolidación fiscal llevado a cabo en los últimos dos años, el cual ha ayudado a revertir la tendencia creciente en la razón de deuda pública a PIB y ponerla en una trayectoria descendente. La política monetaria ha mantenido una postura cautelosa. Por su parte, el sistema financiero está bien capitalizado y cuenta con marcos de supervisión y regulación sólidos.

El tipo de cambio flexible desempeña una función clave para facilitar el ajuste de la economía ante choques provenientes del exterior y la Línea de Crédito Flexible complementa de manera exitosa la estrategia integral de las autoridades para contener los riesgos de un entorno económico adverso. Además, la posición externa de México se mantiene ampliamente consistente con los fundamentos de mediano plazo y un marco de políticas deseables.

Asimismo, el Organismo Internacional mencionó que el próximo gobierno coincide en que unas finanzas públicas sólidas, la estabilidad macroeconómica y una política monetaria independiente son pilares de la resiliencia de la economía mexicana frente a choques del exterior e ingredientes clave para un crecimiento económico sostenible.

Al mismo tiempo, el FMI subrayó que la administración entrante se ha comprometido a abordar los importantes desafíos que enfrenta México, entre ellos continuar con la consolidación fiscal; cerrar las brechas de cumplimiento tributario y abatir las ineficiencias en el gasto frente a las grandes necesidades de infraestructura y las presiones demográficas a largo plazo; y combatir la desigualdad y la pobreza.

México, Estados Unidos y Canadá han alcanzado un nuevo acuerdo comercial trilateral (T-MEC, por sus siglas en español).

Esto abre el camino para que los tres países firmen un pacto comercial actualizado, que debe ser ratificado por los respectivos poderes legislativos.

El acuerdo disminuye la incertidumbre para México e incluye algunas modernizaciones al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, particularmente en las áreas de servicios, comercio electrónico y transparencia de datos.

Respecto a la coyuntura económica, el FMI: Subrayó que el crecimiento se ha mantenido resiliente. La actividad económica ha estado apoyada por el consumo privado y, más recientemente, por las exportaciones netas.

Destacó que el déficit de la cuenta corriente se ha mantenido prácticamente sin cambios, alcanzando un 1.1 por ciento del PIB en el primer semestre de 2018, apoyado por las exportaciones de manufacturas y remesas, y a pesar de un mayor debilitamiento en la balanza comercial petrolera. De esta manera, la balanza comercial no petrolera ha tenido un superávit desde la segunda mitad de 2016.

Los flujos de entrada de inversión extranjera directa se han mantenido en general estables.

Señaló que el sistema financiero se mantiene fuerte y resiliente, en un contexto de supervisión y regulación financieras sólidas.

Asimismo, reconoció la emisión de la regulación secundaria derivada de la Ley para Regular a las Instituciones de Tecnología Financiera y destacó la importancia de continuar con la implementación de la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera para mejorar el acceso a servicios financieros por parte de la población.

Adicionalmente, subrayó que el gobierno mantuvo finanzas públicas sanas apegándose a su plan de consolidación fiscal, y que se espera que se cumpla la meta de 2018 de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) de 2.5 por ciento del PIB. El FMI proyecta que la deuda pública continúe disminuyendo, medida según su metodología, a un nivel aproximado del 53 por ciento del PIB desde 54.3 por ciento en 2017.

Destacó que la postura de política monetaria es adecuada y que la mayor astringencia monetaria ha logrado exitosamente que la inflación subyacente converja al rango objetivo, manteniendo bien ancladas las expectativas de inflación de mediano plazo.

De hecho, se espera que la inflación general converja gradualmente al objetivo en la segunda mitad de 2019. Además, reconoció el fortalecimiento de la comunicación de política monetaria del Banco de México.

En suma, el FMI enfatizó que las políticas y los sólidos marcos de política han ayudado a México a navegar por un entorno externo complejo, y que la perseverancia con las reformas estructurales es fundamental para impulsar el crecimiento y reducir la pobreza y la desigualdad.

Se dan a conocer los resultados de la Consulta del Artículo IV para 2018 llevada a cabo por el Fondo Monetario Internacional

Comunicación Social, Banco de México, Tel. 5237.2446, comsoc@banxico.org.mx

Deja un comentario