LAS CLAVES PARA INTERNACIONALIZAR TU COMERCIO ELECTRÓNICO

Ciudad de México, 6 de septiembre de 2018.

Al final de la crisis, muchas empresas entraron en nuevos mercados, especialmente en el comercio electrónico. Una vez establecidos en la web, son muchos los que quieren internacionalizar sus negocios, aunque es necesario saber cómo hacerlo.

Para que tu comercio online se convierta en un negocio internacional, hay que tener en cuenta dos cosas fundamentales.

En primer lugar, las «bases», es decir, la necesidad de internacionalización de una empresa y, a continuación, las necesidades específicas del comercio electrónico en el proceso de internacionalización.

Internacionalización: lo que necesitas saber. 

E-commerce o tiendas físicas, hay que tener en cuenta diferentes factores antes de lanzarse a conquistar el mundo. La internacionalización representa el mismo reto para todas las empresas que se preparan para obtener los mejores resultados.

Analizar el potencial de exportación.

¿Cuáles son los puntos fuertes y débiles de tus productos? ¿Cuáles son los elementos que te permiten diferenciarte de los productos ya presentes en el mercado exterior? ¿Qué recursos tienes para internacionalizarte?

Conoce el mercado.

Es mejor que te digas a ti mismo de inmediato que te será imposible cubrir todo el mercado exterior. Es esencial recopilar la mayor cantidad de información posible sobre los distintos países candidatos. Analizar los gustos y costumbres de todos, los hábitos de consumo más comunes y las tendencias futuras. También es necesario conocer los estándares y las prácticas del mercado: no todos los productos pueden venderse en todos los países. Por lo tanto, es necesario conocer el mercado desde todos los ángulos para hacer una buena elección.

Analizar la competencia.

Las empresas locales y extranjeras con las que tendrás que luchar son decisivas en tu decisión, por lo tanto, no deben ser descuidadas. Si el mercado no tiene lugar para tu empresa, ahórrate los trámites y busca un país en el que tengas oportunidades reales.

Adapta tu oferta al mercado seleccionado.

Independientemente del mercado seleccionado y del tipo de empresa a internacionalizar, la adaptación de la oferta es un paso esencial si se quiere tener éxito en el extranjero.

Louis Pauwels dijo: «Ser, es ser diferente, no tener dobles, ni siquiera en el desierto.»

En el mundo de los negocios, las similitudes entre las organizaciones no son vistas favorablemente. Además, el público no tendrá las mismas necesidades y estilo de vida en África que en China. Por lo tanto, tendrás que ajustar tu oferta al mercado y a la vez diferenciarte de tus competidores.

Define una estrategia de entrada.

Tendrás diferentes opciones a la hora de exportar tu comercio o negocio: exportación controlada, exportación subcontratada, exportación concertada… Es innegable que la internalización de un comercio electrónico en Internet es mucho más cómoda que la exportación de una empresa física. Por lo tanto, es tu responsabilidad tomar las decisiones que mejor se adapten a tu tipo de negocio, a tus empleados y a ti mismo.

Proporcionar los recursos necesarios.

¿Cuánto necesitas y especialmente, a quién necesitas?

Algunas internacionalizaciones requieren de todo un equipo, mientras que otras requieren de una sola persona. Los recursos humanos que estarán a cargo del proyecto deben hablar el idioma del país anfitrión y siempre se recomienda tener un socio, colaborador y experto local. Esto evitará cualquier problema legal o malentendido cultural.

Súmate a las tecnologías más innovadoras

Contar con un número virtual internacional, por ejemplo, ayuda a tus clientes extranjeros a poder contactarte con mayor tranquilidad, ya que, si perteneces a un país, pero te has expandido a otro diferente, los consumidores de este último país preferirá contactar a un número local, que a un número extranjero.

La internacionalización de un comercio electrónico.

Además de las «bases» que toda empresa debe aplicar para la internacionalización de su actividad, el comercio electrónico debe tener en cuenta sus especificidades. Para optimizar la internacionalización de tu negocio online, hay que tener en cuenta algunos puntos, especialmente en lo que respecta al marketing digital:

Diferentes planes de marketing online para diferentes países.

El secreto de estos negocios electrónicos que tienen éxito en muchos países diferentes, radica en las estrategias locales de marketing online. Cada país tiene su propio plan de marketing: bases de datos, blogs, campañas de display y SEO, redes sociales…. Todo debe estar diseñado para un solo país. Cuanto más personalizado sea el plan de marketing, más cerca se sentirán los clientes del comercio electrónico y mayor será la probabilidad de que lo consuman.

Un dominio local para una imagen local.

Siempre con el objetivo de personalizar la página para cada país, la adquisición de diferentes dominios permite que tu comercio electrónico ofrezca una imagen local, cercana a tu público. El dominio local es también una muy buena herramienta para optimizar tu posicionamiento en buscadores como Google.

Contenido único y personalizado.

Si quieres tener un dominio diferente, ¿por qué no crear un contenido diferente? Al personalizar el contenido de acuerdo a las características y temas actuales de los diferentes países, tendrás una mejor oportunidad de atraer a tu audiencia. La confianza y la proximidad estarán entonces en el punto de encuentro.

Imagen local significa idioma local.

¿Una página con el dominio en un español inadecuado te hará comprar? ¿No? Pues bien, tus clientes tampoco…. La página, sea cual sea su campo, debe ser siempre perfecta, tanto en ortografía como en sintaxis. Si se realizan traducciones, asegúrate de que estén bien elaboradas. Si es necesario, contrata a una agencia de traducción profesional. Las palabras son tu única herramienta para convencer en tu comercio electrónico, así que cuídalo.

Proceso de compra adaptado.

No todos los países tienen el mismo funcionamiento legal y monetario. Por lo tanto, es esencial ofrecer opciones válidas para todos los países con sus diferentes detalles relativos (moneda, tipos de cambio, IVA). Por ejemplo, Paypal no es accesible desde todos los países, o algunas culturas prefieren el pago por transferencia bancaria.

Medición y análisis de resultados por país.

Una vez que el comercio electrónico está presente en varios países, gracias a la adaptación de diferentes estrategias, tiene sentido medir los resultados de los países de forma diferente. A continuación, se analizan estas últimas y se toman decisiones sobre la evolución de las estrategias que deben adoptarse. ¿Qué país es el más rentable?  ¿Por qué?  ¿Qué página tiene más visitas? ¿Dónde debería invertir más? ¿Menos? ¿Cuáles son los puntos a mejorar en el comercio electrónico?

Conclusión

«Hacer negocios sin publicidad es como mirar a una mujer en la oscuridad. Tú sabes lo que haces, pero nadie más lo sabe» – Steuart Britt.

Esta frase resume en parte la conclusión de este artículo. ¡La aplicación de todos estos consejos sin duda te llevará por el camino correcto, pero todavía hay mucho trabajo por hacer para promover tu comercio electrónico con el fin de atraer a tu audiencia para que descubran que tu negocio en línea está hecho para ellos!

Ana López, Directora del Departamento de Marketing y Comunicación de la empresa Fonvirtual. Especializada en el comercio digital y en el marketing por Internet, intervengo a menudo en otros blogs y llevo a cabo actividades de consultoría para grandes grupos.

Fonvirtual.com Faxvirtual.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *