INVERSIÓN Y CONSUMO

Arturo Damm

“¿CUÁNTO TIEMPO PASARÁ PARA QUE LA DIRECCIÓN EQUIVOCADA DE LA INVERSIÓN AFECTE LA DIRECCIÓN CORRECTA DEL CONSUMO?

El desempeño de una economía depende de la inversión directa (ID), que es la que abre empresas, produce bienes y servicios, crea empleos y les permite, a quienes obtienen esos puestos de trabajo, generar ingresos. Nótese todo lo que depende de la ID: producción, empleos, ingresos, y nótese lo que depende del empleo y el ingreso: el consumo de las familias.

El desempeño de una economía debe medirse a nivel de la economía familiar, en función del bienestar de los miembros de la familia, que depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios de los que disponen, es decir, del consumo familiar (CF).

Parte importante de la ID es la Inversión Fija Bruta (IFB), que se realiza en instalaciones, maquinaria y equipo, y que provee la infraestructura física para la producción de bienes y servicios, siendo un buen indicador de la ID.

Una buena manera de medir el CF es por medio de lo que se conoce como Consumo Privado (CP), que mide el gasto de las familias residentes en el país en bienes y servicios de consumo final, nacionales e importados, excluyendo la adquisición de vivienda y objetos valiosos.

El INEGI acaba de dar a conocer los dos indicadores (IFB y CP), con información hasta el mes de marzo, con lo cual ya tenemos los resultados del primer trimestre. ¿Cómo nos fue?

En términos mensuales (comparando cada mes con el mes anterior) y desestacionalizados (eliminando los efectos estacionales y de calendario, lo cual permite comparar mejor), el crecimiento promedio mensual de IFB durante el primer trimestre del 2017 fue menos 0.10 por ciento. Un año después, primer trimestre de 2018, fue 0.37 por ciento, mejor que en 2017, pero con tendencia preocupante ya que en enero creció 1.0 por ciento, en febrero 0.6 y en marzo menos 0.5. De crecimiento a decrecimiento.

En términos mensuales y desestacionalizados, el crecimiento promedio mensual del CP durante el primer trimestre del 2017 fue menos 0.70 por ciento. Un año después, primer trimestre de 2018, fue 0.16 por ciento, mejor que en 2017, y con tendencia positiva ya que en enero decreció 0.7 por ciento, en febrero creció 0.2 y en marzo 1.0. De decrecimiento a crecimiento.

En ambos casos, IFB y CP, los resultados del primer trimestre de 2018 fueron mejores que un año antes. Sin embargo, la tendencia de la IFB durante los tres primeros meses apuntó en la dirección equivocada (de crecimiento a decrecimiento), mientras que la evolución del CP apuntó en la dirección correcta (de decrecimiento a crecimiento).

Si el desempeño de una economía debe medirse a nivel de la economía familiar, y a ese nivel el CF es la variable clave, y si el desempeño de una economía depende de la ID, uno de cuyos principales componentes es la IFB, ¿cuánto tiempo pasará para que la dirección equivocada de la segunda (de crecimiento a decrecimiento) afecte la dirección correcta de la primera (de decrecimiento a crecimiento)?

Problemas económicos de México

Deja un comentario