PEJENOMICS, CONCEPCIÓN BÁSICA

Arturo Damm

“¿CUÁL DEBE SER EL OBJETIVO DE CUALQUIER PRODUCCIÓN, COMENZANDO POR LA DE ALIMENTOS? QUE, ¡EN BENEFICIO DE LOS CONSUMIDORES!, LO PRODUCIDO SE OFREZCA EL MENOR PRECIO POSIBLE. LA SOBERANÍA ALIMENTARIA, ¿LO CONSIGUE? NO.”

He dedicado los dos últimos Pesos y Contrapesos a analizar Pejenomics, “texto que fue creado para quienes dudan de la viabilidad del programa económico de Andrés Manuel López Obrador”, con el objetivo de “explicar las líneas generales (de su) programa económico (…) y despejar las inquietudes…”, objetivo que, al presentarse un conjunto de “qués” sin mención de los “cómos”, no se logra: la viabilidad de cualquier proyecto depende, no de los “qués”, sino de los “cómos”. El logro del fin (“qués”) depende de la idoneidad de los medios (“cómos”). Y de eso, la referencia a los medios, es de lo que carece Pejenomics.

Más allá de la lista de los “qués”, y la ausencia de los “cómos”, es clara la concepción básica de Pejenomics: es más importante la producción, oferta y venta que la demanda, compra y consumo, y lo segundo debe supeditarse a lo primero, concepción equivocada, ya que lo segundo (demanda – compra – consumo) es el fin y lo primero (producción – oferta – venta) el medio: no se puede consumir lo que no se ha producido; no se puede demandar lo que no se ha ofrecido; no se puede comprar lo que no se ha vendido. Este es el orden natural: primero se produce y luego se consume. Lo segundo es el fin y lo primero el medio, y éste debe supeditarse a aquel, no al revés (que es lo que el proteccionismo pretende).

Dos muestras de lo que afirmo.

Primera: una de las intenciones de AMLO es “aumentar y diversificar exportaciones”, sin ninguna mención equivalente a las importaciones. Las exportaciones se ubican del lado de la producción – oferta – venta, las importaciones del lado de la demanda – compra – consumo. ¿A cuál de estos dos lados de la actividad económica es al que AMLO pretende apoyar? Al primero. ¿Alguna mención al segundo? Ninguna, sin pasar por alto este pequeño detalle: con las exportaciones satisfacen sus necesidades los extranjeros, con las importaciones nosotros.

Segunda: otra de las intenciones de AMLO es “alcanzar la soberanía alimentaria a través de la reactivación de ciertos sectores de la industria” que están ubicados en el lado de la producción – oferta – venta. ¿A quiénes beneficiaría la reactivación de “ciertos sectores de la industria” alimentaria? A los productores, oferentes y vendedores de alimentos, no necesariamente a los demandantes – compradores – consumidores de comida. ¿Cuál debe ser el objetivo de cualquier producción, comenzando por la de alimentos? Que, ¡en beneficio de los consumidores!, lo producido se ofrezca el menor precio posible. La soberanía alimentaria, ¿lo consigue? No. Partiendo de la importación de alimentos lo que la soberanía alimentaria logra, por medio de la sustitución de importaciones, es que se produzca en el país la mayor cantidad posible de alimentos, no que se ofrezcan al menor precio posible, que es lo que conviene por el lado de la demanda – compra – consumo, que es el lado de los fines.

Cultura económica • Demagogia • Elecciones México 2018

Deja un comentario